DE LA MANO DE PROFESIONALES 

DE TALLA INTERNACIONAL

Coaching y Formación Gerencial

Capacitacion empresarial a tu medida

Levantamiento de competencias organizacionales


Expertos en Talento Humano, realizan un exhaustivo levantamiento de información con el fin de determinar los perfiles organizacionales y las competencias a desarrollar en cada caso.

Programas completo de capacitacion basado en competencias

La formación basada en competencias le da un plus a la empresa, ya que le entrega a cada empleado justo lo que necesita, ayudandolo a ser mas productivo, e incrementando el rendimiento laboral

Capacitación online



De mucha ayuda cuando se tiene poco tiempo y espacio. Nuestras herramientas de capacitación online, proveen a los empleados de entornos virtuales, que le ayudan en el desarrollo de sus competencias, pues trabajan a su propio ritmo

Retroalimentación 360



Nuestra plataforma online, permite que los empleadores y personal clve de Talento Humano, acceda a retroalimentación al instante de la situación personal de cada empleado, asi como tambien da a conocer a cada uno de ellos su situación en la rueda de competencias, y cuales son su proximos retos.

Afila tu hacha

Había una vez un leñador que se presentó a trabajar en un aserradero. El sueldo era bueno y las condiciones de trabajo mejores aún; por lo tanto, el leñador decidió aplicar toda su experiencia. El primer día al presentarse al capataz, éste le dio un hacha y le designó una zona de trabajo. El hombre entusiasmado salió al bosque y en un solo día cortó dieciocho árboles. -Te felicito, le dijo el capataz; sigue así.
Animado por las palabras del capataz, decidió mejorar su propia marca, de tal modo que esa noche se fue a descansar bien temprano.
Por la mañana se levantó antes que nadie y se fue al bosque. A pesar de todo el empeño, no consiguió cortar más que quince árboles.
Triste por el poco rendimiento, pensó que tal vez debería descansar más tiempo así que esa noche decidió acostarse con la puesta del sol. Al amanecer se levantó decidido a superar su marca de 18 árboles. Sin embargo, ese día sólo corto diez.


Al día siguiente fueron siete, luego cinco, hasta que al fin de esa primera semana de trabajo sólo cortó dos. No podía entender que le sucedía ya que físicamente se encontraba perfectamente, como el primer día.
Cansado y por respeto a quienes le habían ofrecido el trabajo, decidió presentar su renuncia, por lo que se dirigió al capataz al que le dijo:
-Señor, no sé que me pasa, ni tampoco entiendo por qué he dejado de rendir en mi trabajo.
El capataz, un hombre muy sabio, le preguntó:
-¿Cuándo afilaste tu hacha la última vez?
-¿Afilar? Jamás lo he hecho, no tenía tiempo de afilar mi hacha, no podía perder tiempo en eso, estaba muy ocupado cortando árboles.
Siguiendo los consejos del capataz, el leñador, entre árbol y árbol, empezó a tomarse su tiempo para afilar el hacha; de esa manera pudo duplicar la tala de árboles.


No hace falta que seamos leñadores para darnos cuenta de la buena enseñanza que nos deja esta historia. A nosotros nos ocurre lo mismo, estamos tan ocupados, corriendo de un lado para otro, que no nos preocupamos de mantener o mejorar las competencias laborales de nuestros empleados. La gran pregunta que se hacen los empresarios es ¿Que pasa si capacito a mis colaboradores, y luego  se van de la empresa? esta pregunta ya fue formulada siglos atras, y la respuesta viene de otra pregunta. ¿Que pasa si no capacito a mis empleados y se quedan?

“Estamos tan preocupados por llegar pronto a nuestro destino, que nos olvidamos de mirar y disfrutar del paisaje" .